0
Pueblos / Costumbres

El Halloween

By septiembre 20, 2019No Comments

El Halloween

 

Del Libro Almanaque Escuela Para Todos 2016


Las imágenes de brujas y gatos de color negro representan a esas almas enemigas o malos espíritus.

 

Hace unos 3 mil años empezaron a llegar a la región central de Europa personas que venían del oeste de Asia y allí formaron varios pueblos. Con el tiempo se les llamó los Celtas. Eran personas muy trabajadoras, buenos artesanos y guerreros. Sabían fundir metales y hacían excelentes trabajos en hierro. Eran muy religiosos, tenían una gran fe en sus dioses y un gran respeto hacia sus muertos.

Basados en la naturaleza, el Sol y los cambios de las estaciones climáticas, tenían su propio calendario. El año terminaba al final de la época del clima cálido y el nuevo año empezaba con la llegada del frío invierno. Para nosotros esa fecha sería entre finales de octubre y principios de noviembre.

El final de cada año y la llegada del nuevo lo celebraban con una fiesta que se llamaba el Samhain. También era una fiesta en honor a la última cosecha y a los muertos. Los Celtas creían que el alma de las personas era inmortal. Por eso, según sus creencias, en la noche del Samhain, se abría una puerta entre el mundo de los vivos y el de los muertos, y las almas de los difuntos venían a visitarlos.

Ellos se preparaban para esa noche. Hacían deliciosas comidas e iluminaban el camino y la casa con fogatas y antorchas. Así, por medio de la luz, las almas de sus parientes llegarían a sus casas sin perderse, para encontrarse con sus seres queridos. Era una reunión muy especial, donde los vivos y los muertos se volvían a encontrar.

La costumbre de poner calabazas iluminadas viene de las calaveras iluminadas que alejaban a los malos espíritus.

Esa bonita costumbre de los Celtas y esa devoción hacia los muertos fue tomada por los cristianos. Por eso es que nosotros celebramos cada año el día de Todos los Santos y el de los Fieles Difuntos, el primero y el dos de noviembre.

En otros países como Irlanda, Inglaterra y en los Estados Unidos también acostumbran celebrar esa tradición que viene de los Celtas. Ellos la llaman Halloween. Este nombre viene de “All Hallows’ Eve”, que quiere decir “víspera de todos los santos” y por eso se celebra la noche del 31 de octubre.

Como los Celtas se imaginaban que durante la noche del Samhain, por esa puerta entre el mundo de los vivos y los muertos también podían llegar los malos espíritus de sus enemigos a hacerles algún daño, le tenían temor. Para tranquilizarse y protegerse de que no sucediera ninguna desgracia, colocaban calaveras de animales iluminadas en las ventanas, para asustarlos y alejar sus malas intenciones. De allí también viene la costumbre de algunas personas de celebrar el Halloween como una noche de terror, usando máscaras, calaveras y calabazas iluminadas.

También en otros lugares, en la noche de Halloween los niños salen disfrazados y visitan las casas vecinas. Los niños son como las almas de los difuntos que buscan a sus seres queridos. Y los adultos les ofrecen confites y dulces, como muestra del cariño que les tienen a las personas queridas que ya han fallecido.


Ver texto original del libro: