0
Recetas de cocina

Remedios caseros

By octubre 14, 2019noviembre 19th, 2019No Comments

Remedios caseros

 

Del Libro Almanaque Escuela Para Todos 2017


 

  

Para la tos y la gripe:

Se pone 1 litro de agua a hervir. Se pica un trozo de jengibre de más o menos 10 centímetros de largo. Cuando el agua está hirviendo se agrega el jengibre y se deja a fuego bajo por unos 10 minutos. Se cuela, se le agrega miel de abeja al gusto y el jugo de un limón ácido. Se toma caliente, una taza 3 veces al día.


Para combatir el mal olor en los pies:

En una palangana o en un recipiente hondo y ancho, se revuelven bien 5 cucharadas de vinagre de manzana con agua caliente. Se meten los pies durante 10 minutos. Este tratamiento hay que hacerlo una vez al día por un mes seguido.


Para evitar las quemaduras del pañal:

En cada cambio de pañal, se lavan las nalguitas del bebé con agua fría y se secan bien. Se espolvorea maicena o fécula de maíz en las nalguitas.


Para subir las defensas del cuerpo:

Se licúa una zanahoria mediana en un poquito de agua. Luego se le agrega el jugo de 2 naranjas y se toma inmediatamente. Se toma diariamente por un mes.


Para aliviar la artritis:

Se pone a hervir un litro de agua. Cuando hierve se le agrega un pedazo grande de jengibre partido en trozos. Se deja a fuego lento de 10 a 15 minutos. Con el agua tibia se humedece un paño y se pone en el lugar afectado por unos 10 minutos 3 veces al día, hasta sentir alivio.


Para ayudar a los riñones y aliviar inflamaciones:

Las barbas o pelos del maíz ayudan a que las personas orinen más. Por eso se recomiendan para mejorar la función de los riñones, que son los órganos que producen la orina. Así se alivian algunas hinchazones, como las de las piernas o las que tienen las mujeres cuando están con la menstruación. Se hierven unos 50 gramos o media taza de barbas de maíz en un litro de agua por 20 minutos. Se toman unas 4 tazas de esa agua repartidas durante el día.


Reconstituyente:

Todos los días al levantarse y también a mitad de la tarde, cuando la vitalidad del cuerpo empieza a disminuir, se puede tomar un vaso de agua con una cucharada de miel de abeja y una cucharadita de canela en polvo. De esa manera, en tan solo unos días, se incrementa la vitalidad del cuerpo.


Ver texto original del libro: